Novedades
Últimos temas
» Confieso que...
Dom Ago 16, 2015 7:39 pm por Jess [Galadriel]

» Privado || Abraxas :: Primero lo primero.
Mar Ago 11, 2015 2:29 pm por Perttu [Abraxas]

» ¿En qué estás pensando ahora?
Lun Ago 03, 2015 2:46 pm por Cho Hae Na

» Nikolaj [Hombre Lobo]
Jue Jul 30, 2015 4:56 pm por Yuri [Freya]

» [Privado] New Year Celebration
Dom Jul 26, 2015 9:21 pm por Jung Hae Won [Harahel]

» Registro de Nombre de Artistas
Miér Jul 22, 2015 8:52 pm por Nikolaj Coster-Waldau

» Un nuevo anochecer.
Miér Jul 22, 2015 2:44 am por E_E

» Tramas del Rol
Miér Jul 22, 2015 2:35 am por E_E

» ¡I can touch! [Privado \\ DongHae]
Mar Jul 14, 2015 10:18 pm por Park Jimin

» [ Privado-Zaphkiel/Hyoyeon] Atendiendo al llamado
Sáb Jul 11, 2015 10:57 pm por Sunny [Zaphkiel]

» Abierto | Conociendo más y más.
Jue Jul 09, 2015 10:46 am por Kim Junsu [Nicolás]

» [Abierto] Wanna walk with me?
Mar Jul 07, 2015 1:58 am por Shim ChangMin

» [ Abierto ] Badaboom!
Mar Jul 07, 2015 1:27 am por Woo Ji Ho

» Volviendo a casa [Privado/Sunny-Taeyong]
Mar Jul 07, 2015 12:56 am por TaeYong [Jeliel]

» ¿Chatbox?
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Sunny [Zaphkiel]


Lee SuHoon

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lee SuHoon

Mensaje por SuHoon Lee el Jue Mayo 14, 2015 10:55 pm

SuHoon Lee



Información general


Edad: 19 años

Orientación Sexual:Bisexual

Nacionalidad:Coreano

Raza: Vampiro
Descripción del personaje

Personalidad: Quizá no se crea mucho dado que SuHoon se ha inclinado siempre en que su aspecto sea influenciado por ese estilo de rock japonés, y más con a ese rostro serio que siempre suele poner ante los desconocidos, es normal creer que es una persona que raya en lo taciturno, e incluso, rebelde. No es del todo alejado de la realidad. SuHoon es ante todo un chico respetuosos. Siempre ha cuidado el hacer feliz a sus padres, hasta que siente que la presión de expresar por completo a llegado.
No es serio todo el tiempo, incluso sus allegados suelen decirle que es bastante “raro” dado a su sentido del humor y gestos que se reserva entre amigos y familia. Esta en ese punto en que sigue siendo adolescente pero también está llegando a ser un adulto...con algo de resistencia, le gusta el ser joven y libre.

Apariencia: De 1.78 cm, SuHoon es un chico de constitución delgada...la mayoría de las veces; es un poco extraño que cuando suele subir un poco de peso sea solamente sus mejillas las que se hacen notar. Su piel es muy pálida, incluso bromean con él que no se distingue de la pared,  no le desagrada. Naturalmente tiene el ojos oscuros y rasgados, como cualquier coreano, pero usa todos los días circle lens de azul, graduados con el aumento que necesita (cuando está cansado de los lens, usa lentes normales). El cabello lo ha mantenido en negro, pero suele cambiar mucho el corte del mismo.  Tiene tres piercings en las orejas: el par el los lóbulos  uno en el cartílago derecho.
Tiene en uno de sus omoplatos un tatuaje, un escrito largo que mantiene en secreto.
Historia


No era muy bueno con las palabras o expresiones cotidianas, pero sabe que no pertenece a esas “familias acomodadas”... O al menos eso había leído la última vez que busco sobre esa expresión después de que alguien le llamara así porque nunca había tenido que conseguir un trabajo.

Estaba por cumplir veinte años y algunos profesores de la universidad al parecer estaban algo necios en que estaba viviendo una vida muy cómoda. Cuando lo empezó a pensar, tenían razón, pero no lo creía malo, su hermano mayor había sido educado del mismo modo y estaba bien por su cuenta. Su padre tenía su propio negocio en el cual pasaba casi todo el día, un hombre responsable que había empezado desde muy joven junto con su madre aquel negocio con el cual el cual todos vivían bien.

Sin darse cuenta, entendió los que los profesor iban diciendole...no de la mejor forma para que el entendiera (o quizá esa no era la forma y el había distorsionado todo). Aquel camino tranquilo estaba bien para su hermano, y en el respeto que tenía a sus padres se había mantenido en esa tranquilidad… Era el momento en que, aunque sus padres pegaran el grito en el cielo, en que se rebelara para buscar lo que quería ser.

La respuesta no llegó de inmediato, fue muy gradual. ¿Qué hacía estudiando cosas como Administración de empresas? Sus notas eran apenas pasables… Sí sabía lo que le gustaba, de acuerdo a su persona y sus gustos, tenía personalidad,  tampoco era soso...solo que había dejado que su padre opinara en su decisión de carrera y le pareció lo correcto. No quería estudiar...y menos eso. Buscar la rebelión era más difícil de lo que creía…

Hasta que encontró cómo hacerlo.  Y sería en grande.

Un intercambio escolar en Italia. Si, el no iría a estudiar… pero la idea de irse a Italia, lejos de todos lo que pudieran persuadir de dejar la universidad, de no querer seguir en la empresa de su padre… de no hacer llorar a su madre. No, no iba a pensar en más sobre eso.
No sentía que fuera una mala, idea. Mala idea sería en quedarse y arrepentirse.

SIn previo se dio de baja de la escuela, y tomó un préstamo de sus padres para poder conseguir el pase del avión y sobrevivir por un tiempo en lo que encontraba trabajo. Estaba consciente de que no sería fácil (sobre todo con un italiano básico de un año de preparación)... pero lo haría, y regresaría ese dinero.


Al parecer tenía buena suerte. Había pasado menos de tres semanas dando vueltas por toda la ciudad, batallando contra el idioma..para al final poder encontrar un buen lugar donde trabajar (obviamente no iba a vivir como había estado acostumbrado, pero para comenzar estaba excelente).

Trabajaba en una cafetería que estaba a la altura de un sitio turístico, siendo obvio que la mayoría de los clientes hablaban inglés...o que lo intentaban; él podía con esa parte al dominar el idioma. Y era una suerte cuando encontraban personas de su país, y también japoneses.

A su suerte, no muchos de los que trabajan de mesero quieren el turno de noche, por lo que se volvió su turno fijo. Sí hubiera tenido el turno de día, su destino hubiera sido muy diferente…

Nunca se dio cuenta que cuando regresaba a casa alguien le había estado siguiendo, analizando sus pasos. Y bueno ¿Como iba a poder saberlo, si quien le veía era oscuridad y silencio a sus ojos mortales?

Era la misma hora en que siempre bajaba del autobús, en la misma parada. Quería llegar a casa y darse un baño, siempre sentía que olía demasiado a pastel, café y cigarros. ¿Habría sido una consideración que haya esperado dentro de su modesto departamento? No lo sabía, pero a tan solo cerrar la puerta y él estar dentro de su pieza con la intención de prender la luz, fue empujado hacia la pared, dejando caer las llaves y su mochila con el uniforme para lavar.

Debió haber hecho caso de poner algo cerca de la puerta, una mesa donde estuviera una lámpara estaría perfecta en ese momento, podría agarrarla para golpear al agresor. Intentó dar golpes con sus puños, pero cualquier movimiento fue bloqueado para ellos por las muñecas, era como tener esposas de hierro; las patadas que intentó dar tampoco fueron efectivas, era como golpear la misma pared. Sus ojos no llegaron a acostumbrarse a la oscuridad al estar luchando, el rostro del invasor jamás lo pudo ver.

-¡Suéltame!-Fue lo último que pudo articular, sus últimas palabras. Aquella persona se había abalanzado contra su cuello, confundido por aquel ataque que no se le hacía lógico, y aun así, le asustaba hasta hacerle temblar. ¿No debía estar gritando al sentir como su piel estaba siendo atravesada por unas cuchillas? El pánico debía estar apoderándose tanto de su cuerpo que sus reflejos ya no servían. No le estaba doliendo, no tenía esa sensación de empujarlo...estaba disfrutandolo. Todo su ser se entregó a la electricidad que cruzaba por su cuerpo, al gemido que escapaba de su garganta, ese que aun piensa fue su sentencia.

En un momento de silencio escuchó un sonido particular…¿Estaba bebiendo? La debilidad que estaba apoderándose de él lo estaba entorpeciendo. ¿Sería posible que fuera…? No llegó a completar su último pensamiento, estaba muy cansado, muy abatido, quería que esa horrible sensación acabara. No le importaba de que modo.

Lo último que recuerda es el haber caído al suelo, y luego un sabor que quemaba su garganta en cada trago, una delicia inigualable.

Había leído muchas historias sobre cómo era morir; la gente se iba en paz y flotaba en una nube. Solo era cerrar sus ojos y te alejabas de ese injusto mundo. ¿Acaso estaba entrando en el infierno? Era una agonía, dolía todo, hasta escuchaba sus gritos… No lo recordaba, pero estaba seguro de que no había hecho algo tan malo como para irse al otro mundo de esa forma tan horrible. Y no veía hora en que acabara.

No había despertado por los rayos del Sol, nunca volvería a hacerlo. El dolor se había extinguido, no sentía nada más que el estar aturdido. Se levantó del suelo en busca de la luz….Y quedó ciego. La apagó de inmediato, asustado de lo que había pasado… Al verse bien, había sangre seca en sus brazos, pero no había heridas. ¿Como era posible? Sobre el sofá encontró una carta, la respuesta a todas sus dudas y las que vinieran.

“Bienvenido a tu nueva vida”
Curiosidades

Lo que le gusta/odia

-Le gusta el rock japones.
-No cree que sea muy bueno con las artes, pero le gusta dibujar y la fotografía.

-Odia el calor, prefiere los lugares frescos.
-Le gusta su música a todo volúmen, pero la que le desagrada le pone hasta de mal humor.

Miedos/Fobias

No es un miedo exactamente, pero no le gusta dormir con puertas o ventanas abiertas.


Otros: (opcional).
avatar
SuHoon Lee

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 12/05/2015
Edad : 21
Localización : Italia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lee SuHoon

Mensaje por Jaime el Lun Mayo 18, 2015 1:39 am


Bienvenido a Eternal Exile, señorito Lee.

avatar
Jaime
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.