Novedades
Últimos temas
» Confieso que...
Dom Ago 16, 2015 7:39 pm por Jess [Galadriel]

» Privado || Abraxas :: Primero lo primero.
Mar Ago 11, 2015 2:29 pm por Perttu [Abraxas]

» ¿En qué estás pensando ahora?
Lun Ago 03, 2015 2:46 pm por Cho Hae Na

» Nikolaj [Hombre Lobo]
Jue Jul 30, 2015 4:56 pm por Yuri [Freya]

» [Privado] New Year Celebration
Dom Jul 26, 2015 9:21 pm por Jung Hae Won [Harahel]

» Registro de Nombre de Artistas
Miér Jul 22, 2015 8:52 pm por Nikolaj Coster-Waldau

» Un nuevo anochecer.
Miér Jul 22, 2015 2:44 am por E_E

» Tramas del Rol
Miér Jul 22, 2015 2:35 am por E_E

» ¡I can touch! [Privado \\ DongHae]
Mar Jul 14, 2015 10:18 pm por Park Jimin

» [ Privado-Zaphkiel/Hyoyeon] Atendiendo al llamado
Sáb Jul 11, 2015 10:57 pm por Sunny [Zaphkiel]

» Abierto | Conociendo más y más.
Jue Jul 09, 2015 10:46 am por Kim Junsu [Nicolás]

» [Abierto] Wanna walk with me?
Mar Jul 07, 2015 1:58 am por Shim ChangMin

» [ Abierto ] Badaboom!
Mar Jul 07, 2015 1:27 am por Woo Ji Ho

» Volviendo a casa [Privado/Sunny-Taeyong]
Mar Jul 07, 2015 12:56 am por TaeYong [Jeliel]

» ¿Chatbox?
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Sunny [Zaphkiel]


Kim Junsu [Vampiro]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Kim Junsu [Vampiro]

Mensaje por Kim Junsu [Nicolás] el Dom Mayo 31, 2015 12:19 am

Kim Junsu







Información general


Apodos: Nicolás



Edad: Eternos 24 años.


Orientación Sexual: No sabe, no responde.


Nacionalidad: Francés.


Raza: Vampiro
Descripción del personaje



Personalidad:



De humano siempre fue jovial, alegre y divertido. Virtudes que se amplificaron al recibir el don de la noche. Nicolás ha forjado casi una doble personalidad. La primera, la real, aquella que es como un niño, juguetón, travieso y feliz. Disfrutando de las cosas sencillas -y no tan sencillas- que le puede brindar su condición como vampiro, rayando en lo absurdo tanto así que las bromas que solo son graciosas para él. Esa personalidad que solo se permite liberar ante sus más cercanos y eso se reduce a sus hermanos.


La segunda es la que ha inventado al paso de los años. La de un tipo frío, duro y sin sentimientos. Sarcástico y cruel, un ser que está en el limbo entre la realidad y la ficción. Manipulador a conveniencia, sacando el provecho de donde puede. Aquella apariencia conocida por quienes lo rodean a diario y por sus enemigos, el loco o el payaso como algunos le han llamado. Nicolás es feliz caracterizando aquel personaje, el ‘malo de la película’ sin importar que con ello, se sacrifique el mismo. Mientras todo sea divertido, aquello pasa a segundo plano.



Apariencia:


Nicolás posee una estatura de 1.78m lo cual lo hace verse de un promedio aceptable. Su piel es pálida y sus ojos son almendrados, un poco más redondos que lo normal de un asiático y se lo debe a su ascendencia. Su nariz es redonda y sus labios son pequeños pero gruesos a la vez. Su cuerpo no está trabajado, pero se mantiene de forma delgada. De piernas y brazos delgados al igual que sus dedos. Aunque su parte bien formada se ubica bajo su espalda, su trasero. Su cabello ha pasado por todas las tonalidades existentes y es que es parte de su personalidad el cambiar su color el cual era castaño en su versión original. En un principio (y cuando era humano, en ambas ocasiones) no se preocupaba en su vestimenta, pero luego que su ‘jefe’ le regresara sus poderes esto cambió totalmente. Siempre ostentoso en vestir, utilizando accesorios, joyas y reliquias que consigue gracias a su pequeña fortuna personal. Ropas de diseñador, una que otra colección victoriana, como si no le importara el vestir como si ‘fuera un vampiro’ para los humanos.
Historia


Primera Historia:
Su primera vida como humano siempre la ha querido olvidar. Un padre burgués que lo sometía a sus propios planes. Estudios de abogacía cuando él solo disfrutaba de la música. Pero su padre no permitiría aquellos arranques de adolescentes, truncándole sus posibilidades de estudiar música. Pero eso no lo detendría, menos cuando había conocido a un amigo que le abría las posibilidades de libertad. Fue así como abandonó su hogar, dejando todo atrás. Ese día nunca volvió a tener contacto con su familia, ni mucho menos ha querido obtener el legado que éstos le han dejado. En su libertad y en unos de esos días de libertinaje, con su mejor amigo se filtraron a una fiesta aristócrata. Fiesta que sería la última a la cual asistiría como humano. En aquella celebración se produjo lo que ahora era; un vampiro. Fue allí, luego de una cacería por parte de dos vampiros de alto rango donde fue convertido, pero para su sorpresa no estaba solo. Dos vampiros, dos víctimas. Una mujer, un poco más pequeña que él en edad y estatura, también corría la misma suerte que él. Akasha, su amada y odiada hermana. Ambos eran totalmente diferentes, casi teniendo los papeles cambiados en la seriedad de Akasha y lo travieso de Nicolás. Los recién nacidos en el pecado oscuro compartían no solo el ser convertidos a la misma vez, ambos a diferencia de sus demás hermanos, compartían sangre de dos vampiros; Marius y Mael.


Fue así como llevados por los vástagos de rango alto, llegaron a aquella mansión donde conocerían por primera vez a los que serían sus hermanos de sangre. Louis por su parte, el hermano aunque mayor que él, siempre lo vería como un hermano pequeño, ese que nunca tuvo y que sería compañero de juegos. Y Amadeo, aquel hermano, el correcto, el que todo tenía que estar en orden para estar tranquilo siendo como el hermano mayor.


Comenzó a crecer en sus habilidades, a conocerse como vampiro y a conocer a su nueva familia, una que nunca antes había tenido como tal, después de todo había sido hijo único. Toda aquella ´pequeña´ felicidad se derrumbó el día de la guerra. Los lobos se habían revelado y a ellos como vástagos les tocaba defender lo que eran, incluyendo sus posesiones como clan.


No fue mucho lo que pudieron hacer, menos con la aparición de los ángeles dejando caer sobre ellos la maldición de vivir como humanos hasta el día que su señor los volviera a buscar.



Segunda Historia:
Como humano y con la segunda oportunidad de rehacer su vida (aunque no recordara la primera) Kim Junsu, comenzó su carrera como actor en Seúl, pero aprovechó algo de su propia esencia; la música. Fue así como se convirtió en un actor de musicales. La fama como actor fue en ascenso, su voz era reconocida a donde fuera por aquel timbre especial. Pero eso no era su verdadero yo. Aun siendo humano conoció el amor, aquella persona que era especial en su vida. Nunca se había enamorado y le era difícil el saberse amado por alguien que no fuera su propia familia. En esos días de debate fue cuando su ‘jefe’ llegó a buscarlo, a regresarle la vida que realmente tenía, como vampiro. El regreso de sus poderes fue complicado, el aceptar que era un vástago y con ello que estaba viviendo una mentira en aquella vida inventada fue lo peor para él. Pero los lazos de sangre son mucho más poderosos y fue así como terminó aceptando su realidad. Pero quedaba una parte que debía solucionar, su novio.
Le hubiera gustado que él se enterara de otra forma de su verdadera vida, pero las cosas no son como siempre se planean. Fue así como a los pocos días de regresarle sus poderes, cayó en la tentación y terminó alimentándose de él. Aterrado por lo que podía pensar el contario, huyó. El primer error al recuperar su nueva vida.
Tras el paso del tiempo lograron fortalecer su relación pero en su interior no estaba del todo bien. Menos cuando sabía que al ser él un vampiro, su novio era el que más peligraba. Pero éste no estaba solo, no, porque los ángeles se mentían nuevamente a su vida. Y sí, su novio era protegido por un ángel guardián. Su naturaleza de vampiro comenzó a aflorar, los celos, la venganza hacia la otra raza, el querer tener el control total sobre aquella persona que amaba lo llevó a realizar otro de sus peores errores. El tratar de quitarse la vida, de forma definitiva frente a los rayos del sol.


No. No fue el final para él, ya que Amadeo, su hermano lo salvaría de su lamentable estado. Y fue así como comenzaron los castigos.


“¡Castigado!” es la palabra que más ha escuchado. Castigado sin poder ver a aquel humano que lo había llevado al suicidio. Castigado de acercarse. Castigado de estar cerca. Pero las reglas estaban para romperse y eso lo dejó en claro, en todas las ocasiones que de forma ilegal se filtró para poder por algunos segundos a ese humano que le había robado el corazón. Pero todos los intentos tenían el mismo resultado; un nuevo castigo.
Solo tenía una solución y fue eso lo que planeó, el caer en gracia a su Jefe, tenía que realizar algo tan majestuoso que Marius le permitiera el estar con él. Fue así como, con la ayuda de su hermano Louis, consiguió el ala completa del ángel que se hacía llamar el protector de ‘Su’ humano.
Se suponía que todo volvería a la normalidad, pero ‘normal’ no está dentro de sus posibilidades. Aquel humano del que se había enamorado y había hecho de todo, a su manera, para estar con él tenía una hija. El sentimiento de traición nació en su interior. Nuevamente su naturaleza como vampiro afloraba desde lo más profundo. Fue así como terminó quemando la casa en la que habitaba el humano con su hija, siendo el último contacto que tendría con él.


La segunda guerra estalló sin previo aviso, y ellos como guardianes sabían claramente cuáles eran sus lugares en un momento así. Por mucho que su propio jefe les dijera que se alejaran, ellos no podían ver como todo lo que habían construído se perdiera. Mucho menos él, teniendo la responsabilidad de defender a los suyos. El entrar en frenesí fue casi de inmediato al ver como aquellos perros tomaban la vida de su propia hermana  -aquella guardián que había sido convertida a la vez con él, su melliza-, luego de eso las memorias fueron borrosas.


Cuando pudo despertar, su cuerpo dolía por completo, pero una sonrisa se alojaba en sus labios al notar como sostenía con firmeza lo que sería una pierna de un lobo, que en ese momento no tenía nombre. El sonido del agua hizo que mirara a un costado, reconociendo aquel demolido estanque donde se encontraba su querida mascota; Eva. Aquella sirena que al igual que él, había batallado defendiendo lo que creía suyo. ¿Cuánto tiempo había pasado desde que terminó la batalla? ¿Sus hermanos estaban a salvo? ¿Qué había pasado con los demás? Todas las interrogantes no tuvieron respuesta, ya que la decisión del vástago fue buscar un nuevo hogar para recuperarse de las heridas profundas y del sol del amanecer que estaba próximo a aparecer.





- ¡Nos vamos! - Exclamó alzando los brazos al cielo, había ‘despertado’ de mal humor. - Me cansé Eva, no puedes seguir así… Tienes que aprender a compartir… ¿Cuántos años ya? - Miró seriamente a la nombrada, recibiendo un parpadear rápido por parte de la sirena que no estaba entendiendo nada. Minutos antes el vástago se encontraba en la reposera mirando el atardecer y de un momento a otro su humor había cambiado totalmente.


- Y estoy harto de… la arena… - Se quejó poniéndose de pie en un rápido movimiento, limpiándose el cuerpo que no dejaba de estar sucio, según él. Soltando un suspiro y tan solo en unos segundos, su ropa de ‘playa’ era reemplazada por algunas prendas elegantes como una maleta de carrito que traía en la mano desde la cabaña que se encontraba a su espaldas, dejando la puerta abierta al salir. Ser vampiro siempre le ayudaba a que el tiempo pareciera nada en él, por lo cual en un parpadear, solo se había escuchado como la puerta se había de golpe y el vástago volvía totalmente cambiado. - Me cansé de las vacaciones… debemos volver- Dictaminó solemnemente hacia la sirena que solamente sonreía ante aquellas acciones, lo conocía muy bien y ya había notado varios días atrás como el antiguo no se sentía cómodo en la isla donde se encontraban tras casi más un año. Las supuestas vacaciones del vampiro Nicolás se habían prolongado más de lo que esperaba.


-Y nos vamos a… - Carraspeó sin saber  qué responder, como la idea había nacido de la nada, no tenía lugar exacto a dónde ir, por lo cual dejando caer un mapa del mundo a la arena, tan solo apuntó hacia la primera parte que vio.- Sí… ahí… este… I-ta-lia… -leyó algo confuso- sí, Italia, ahí es donde vamos a ir.-asintió a sus propias palabras siempre seguro de lo que decía. -Prepárate a partir, que nos vamos ya.-






Curiosidades



Lo que le gusta/odia:

Le gusta:

  • Coleccionar animales.
  • Arrancar alas de pollos.
  • Tocar su violín.
  • Causar problemas.
  • La música y las artes.
  • Cambiar su color de cabello.
  • Jugar con todos y todo, esté permitido o no.
  • Quemar casas.



Odia:

  • Los perros (lycans), los pollos (ángeles), humanos, demonios…
  • Los castigos.
  • Los olores demasiado fuertes.
  • La palabra “No se puede”.
  • Que lo manden o le digan NO.




Miedos/Fobias:

  • Sufre un miedo irracional a las tormentas.



Otros:


  • Tiene de mascota a una sirena de cabello verde llamada Eva.
  • Todo este tiempo ha creído que su familia desapareció. Se considera el único sobreviviente.
  • Su cabello ha pasado por exactamente TODOS los colores existentes.
  • A su creador siempre le ha llamado Jefe.


_________________


Información personal:

Nivel: Final III
Puntos de sangre: 80
Habilidades Naturales:
Sentidos sobrehumanos
Velocidad sobrehumana
Fuerza sobrehumana
Telepatía
Resistencia
Garras
Habilidades avanzadas:
Telequinesis
Control de fuego
Volar
Proyección de espíritu
Clan: Liberum


Eva
avatar
Kim Junsu [Nicolás]

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 30/05/2015
Edad : 30
Localización : En una Isla remota

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Kim Junsu [Vampiro]

Mensaje por Jaime el Dom Mayo 31, 2015 5:09 pm


Bienvenido, amo Nicolás

Creo que lloraré, disculpe usted -suena estruendosamente su nariz con un pañuelo- ¿gusta una tacita de sangre caliente?
Disfrute su estadía en Eternal Exile.
avatar
Jaime
Admin

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 12/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.