Novedades
Últimos temas
» Confieso que...
Dom Ago 16, 2015 7:39 pm por Jess [Galadriel]

» Privado || Abraxas :: Primero lo primero.
Mar Ago 11, 2015 2:29 pm por Perttu [Abraxas]

» ¿En qué estás pensando ahora?
Lun Ago 03, 2015 2:46 pm por Cho Hae Na

» Nikolaj [Hombre Lobo]
Jue Jul 30, 2015 4:56 pm por Yuri [Freya]

» [Privado] New Year Celebration
Dom Jul 26, 2015 9:21 pm por Jung Hae Won [Harahel]

» Registro de Nombre de Artistas
Miér Jul 22, 2015 8:52 pm por Nikolaj Coster-Waldau

» Un nuevo anochecer.
Miér Jul 22, 2015 2:44 am por E_E

» Tramas del Rol
Miér Jul 22, 2015 2:35 am por E_E

» ¡I can touch! [Privado \\ DongHae]
Mar Jul 14, 2015 10:18 pm por Park Jimin

» [ Privado-Zaphkiel/Hyoyeon] Atendiendo al llamado
Sáb Jul 11, 2015 10:57 pm por Sunny [Zaphkiel]

» Abierto | Conociendo más y más.
Jue Jul 09, 2015 10:46 am por Kim Junsu [Nicolás]

» [Abierto] Wanna walk with me?
Mar Jul 07, 2015 1:58 am por Shim ChangMin

» [ Abierto ] Badaboom!
Mar Jul 07, 2015 1:27 am por Woo Ji Ho

» Volviendo a casa [Privado/Sunny-Taeyong]
Mar Jul 07, 2015 12:56 am por TaeYong [Jeliel]

» ¿Chatbox?
Dom Jul 05, 2015 9:32 pm por Sunny [Zaphkiel]


Nikolaj [Hombre Lobo]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nikolaj [Hombre Lobo]

Mensaje por Nikolaj Coster-Waldau el Sáb Jul 25, 2015 11:00 am

Nikolaj Coster-Waldau



Información general

Apodos: Niko.

Edad: 50, pero decidió dejarse en 40 años.

Orientación Sexual: Bisexual.

Nacionalidad: Danés.

Raza: Hombre Lobo.

Descripción del personaje

Personalidad:
Es un hombre sencillo y complicado a la vez. Se caracteriza principalmente por ser atrevido, orgulloso y astuto. La mayoría de sus conocidos o recién conocidos podrían pensar que se trata de alguien arrogante lo que ciertamente utiliza como arma disuasoria contra la deslealtad. Encantador y astuto, no duda en usar su bien preparado vocabulario para conseguir lo que desea, puede ser tan halagador que los más ingenuos caerán prendidos de su labia, es convincente a la hora de entablar una conversación ya sea a favor o en contra de él mismo, siempre buscará la manera de girar la moneda a favor suyo. Tiene un ego que sobrepasa sus propios límites, su familia se encargó de hacerlo orgulloso de lo que es y del poder que puede tener por encima de los demás.

Respeta inmensamente a su raza, sobre todo a su abuelo a quien admira por sobre todo. Es capaz de hacer lo que sea por defender a los suyos y en realidad, no le importan en absoluto los demás siendo capaz de cualquier cosa por muy cruel o terrible que la situación llegue a ser.
Detesta a los traidores y no quitará que acabe con ellos si cree que es un obstáculo para la seguridad de su familia o de sí mismo. Quizás su única debilidad sea la protección de alguno de su manada, fuera de ellos los demás carecen de importancia.
Siempre dará la cara para enfrentarse a quien sea, no es un hombre que tema de las armas más letales, si llegase a morir lo hará de frente.

Apariencia:
Apuesto, alto y delgado. Aparenta la edad de unos 40 años pues a esa edad decidió dejar de envejecer. Su complexión es robusta, sus músculos son bien marcados debido a los exhaustivos entrenamientos que tenía con su padre y otros de su manada, motivo por el cual su piel es bronceada debido a su constante estar bajo el sol. Su cabellera rubia hace un juego perfecto con la tonalidad de su tez; aunque no aparenta ser muy joven ya que unas pequeñas hebras blanquecinas adornan sus raíces y algunas arrugas se marcan sobre su piel, no quiere decir que no sea ágil, sino todo lo contrario. Sus ojos son de color azul, igual a los de su madre humana. Suele adornar su rostro con una barba bien recortada que le da un aspecto interesante.

Historia

“Porque la noche es oscura y llena de terror"

Nápoles, 1950

Los ojos de Marie se abrieron bruscamente mientras ella dormía, su frente estaba empapada de sudor y su cuerpo tembloroso hacía notar que estaba teniendo una terrible pesadilla que fue capaz de hacerla estremecer.
Era pasadas las dos de la mañana cuando su sueño se vio interrumpido por una presencia oscura que le vigilaba desde fuera de sus aposentos; con un poco de trabajo logró mover sus piernas de entre sus húmedas sábanas para bajar sus pies al piso, la diestra se mantuvo al borde de la cama mientras ella se incorporaba para quedar sentada, la siniestra se levantó y acarició su vientre encinto de unos 8 meses aproximadamente.
Tragó saliva y respiró profundamente, todas las noches era la misma situación por ello, el rostro de Marie estaba marcado con piel oscura por debajo de sus ojos, sus orbes azules lucían cansados y el brillo que la maternidad debía darle simplemente estaba opacándolos conforme la gestación avanzaba –No puedo más –se repetía cada vez que sucedía lo mismo. El embarazo estaba consumiéndola poco a poco, la debilitaba, le robaba –literalmente- la vida y su juventud.
Fuera de su habitación había siempre una extraña silueta que la perseguía a donde ella fuese, podía ver como las sombras se movían por debajo de su puerta de madera vieja, sigilosas y sin sonido alguno.

La frase que la despertaba cada noche fue dicha una anciana de la ciudad, una mujer cuya vista estaba muerta y cuyo cuerpo decrépito parecía un muerto en vida. La joven sabía perfectamente a qué se refería, sabía que cuando su vástago naciera sería el fin de su vida pero aun así, tenía la esperanza de que su hijo viviese a su lado.

-Flashback-
La joven Marie de apenas 20 años era una campesina que todos los días debía caminar a la ciudad para vender todo tipo de frutos que lograba obtener de los huertos de su familia humilde. Debido a que era la mayor de sus hermanos tenía una gran responsabilidad: adentrarse en el bosque para ir en búsqueda de plantas medicinales que solo se encontraban en lo más profundo de dicho lugar, las cuales tenían mucha fama entre los mercaderes. La gente del pueblo murmuraba que en dicho lugar habían seres terribles que devoraban a las personas o a cualquier intruso que osara invadir sus terrenos, por ello, la joven decidía ir cuando el sol estaba en su máximo esplendor para no correr riesgo alguno, sin embargo, ni toda la claridad del día podría salvarla del destino que ya estaba escrito.

Rumores de un supuesto “perro gigante” era el principal motivo por el que los padres impedían que sus hijos pequeños jugasen cerca del bosque, a nadie le constaba que ese monstruo, como le llamaban, existiese. Lo que nadie podría negar, era que ya pasado el atardecer cuando algún incrédulo se las daba de muy valiente decidía entrar para nunca salir; pero la gente campesina decidía no investigar, pero sabían que ahí había algo terrible.
En una de sus idas al temible lugar para realizar sus labores, se encontró con un joven de aspecto descuidado pero muy apuesto que llenó de intriga a la joven campesina.

-¿Qué hacéis por aquí? Es peligroso para una señorita –aprovechó sorprenderla mientras la mujer recogía las plantas medicinales.-
-Oh…me asustó, he venido por plantas señor, dicen que es mejor a ésta hora –cubrió sus hombros descubiertos y tomó su canasta con las yerbas-
-¿Así? ¿Quiénes dicen? –Cruzó los brazos, caminó hacia a ella mientras con la mirada la observaba muy detalladamente-
La menor recordó que no debía hablar con extraños, las desapariciones de jóvenes del pueblo eran cada vez más seguidas.
-Lo siento debo irme. –La chica tomó sus pertenencias y salió del lugar, no sin antes dirigir unas cuántas miradas hacia el joven que estaba apoyado en un árbol mientras la veía irse.-

-Fin Flashback-

Una pequeña patada de su hijo aún no nacido le hizo volver al presente, su respiración acelerada y otros síntomas le indicaba que se estaba acercando el día de su alumbramiento –Nikolaj – pronunció con gran tristeza el nombre que había decidido para el infante, pues era el mismo de su padre. No había día alguno que no recordase al hombre que amaba, tenía tantas preguntas y dudas que solo él podía resolverlas.

-Flashback-
Ambos jóvenes continuaron viéndose de poco en poco por días, luego meses y después transcurrieron algunos años donde su amistad llegó a algo más, Marie pensaba que aquello de que habían “seres” era puro cotilleo de sus padres para que no se quedara más tiempo del debido, pero al ver que aparentemente todo era una farsa, decidió continuar con sus visitas al bosque e incluso prolongarlas hasta ya entrado el anochecer. El chico de nombre Nikolaj era todo un príncipe encantador que no tardó en ganarse la simpatía de la chica, de pláticas pasaron a tomarse de la mano y luego a la inevitable entrega de su amor que ella sentía por él.

Los días, pasaron y comenzó con los síntomas inmediatos del embarazo, sabía que no podía tenerlo o su padre tomaría medidas drásticas que incluían tratarla de prostituta. Lo único que podía hacer para salvar su honor era hablar con su amado y pedirle que le respondiera, que se hiciera cargo y por supuesto, que la tomara en matrimonio.

-¿Estás segura? –Preguntó sorprendido y a la vez un tanto enojado-
-Completamente, no he sangrado y me he sentido rara... lo sé, voy a tener un hijo tuyo. Nikolaj, ¿me amas cierto? –sus manos se unieron como si estuviera haciendo una plegaria mientras el hombre le daba la espalda y tocaba su mentón pensando-
-Sí –volteó hacia ella – pero no puedo corresponderte, no puedo explicarte solo que… cuando nazca, tú morirás y el pequeño vivirá –sin emoción alguna, dio unos pasos hacia atrás y se fue sin mirar a la joven que lloraba sin cesar, sin saber porque la estaba abandonando-


Con mucha tristeza y decepción, decidió decir toda la verdad a lo que sus padres de “mujer pública” no bajaban. La echaron de casa, sin pertenencias, sin más nada que lo llevaba puesto, así que tuvo que viajar a la ciudad y vivir por unos días de limosnas y desperdicios de los establecimientos de comida. No hubo quien trató de ofenderla, pero una mujer la salvó de las terribles calles de Nápoles –Este no es lugar para una chiquilla – su voz gangosa, olor a humo y aliento a alcohol le hicieron desconfiar de esa mujer, pero en esos momentos era su única salvación. La fémina, Siena, era dueña de un burdel y necesitaba a una ayudante que lavara los trastos y las ropas de las cortesanas; Marie estaba en contra de todo aquello, pero por el momento era lo único que le daba por seguro que tendría un techo y una cama cálida donde dormir.

El tiempo pasó y su vientre abultado crecía más y más, pero no era impedimento para la joven, incluso sus ganas por trabajar le hicieron ganarse la atención de la mujer que la había contratado como mucama.
Todas las noches de luna llena, Siena le llevaba un ungüento hecho a base de plantas y uno que otro ingrediente secreto; lo aplicaba sobre su vientre hinchado y daba suaves masajes para que se relajara, a Marie le agradaba la sensación pero cada vez que la mujer aplicaba la sustancia, la chica sufría de incontables pesadillas y temblores en las piernas.

Una tarde lluviosa, Marie estaba comprando las legumbres para una gran cena que Siena daría para todos sus clientes, su búsqueda perfeccionista por las mejores patatas le hicieron entrar a un callejón oscuro donde el mercado continuaba, su mirada se fijó en uno de los puestos más al fondo donde la mercancía se veía fresca y apetecible. Con mucho trabajo logró llegar pues había demasiada gente comprando, observó lo que iba a llevar y cuando colocó la diestra sobre una de las calabazas, una mujer vieja y ciega le tomó la muñeca lo cual le asustó mucho –La noche es oscura, llena de terror … así será cuando tengas a ese ser que llevas dentro. Aún tienes tiempo, acábalo antes de que acabe con todos… - la mano temblorosa de la anciana soltó la ajena y Marie solo quedó perpleja ¿acaso se había referido a su bebé como “ese ser”? pero ¿qué era ese ser? Nikolaj nunca dijo nada, ni vio nada diferente en él… excepto las palabras que le dijo la última vez que lo vio.
-Fin Flashback-

La futura madre se levantó de su lecho y caminó hacia la ventana, observó la luna llena y rezó para que las palabras de la viejecilla del mercado no se hicieran realidad. Mientras oraba, sintió como un líquido deslizaba entre sus piernas seguido de unas punzadas en su vientre bajo que le hicieron desesperarse; se colocó en la cama nuevamente y sin poder evitarlo sus gemidos llegaron a la habitación de la dueña del local, la cual se levantó molesta por el ruido, pero al ver de qué se trataba inmediatamente acostó correctamente a la joven y la posicionó para dar a luz –Bien, ya es hora. Debes ser fuerte y pujar querida mía ¿de acuerdo? – La chica se negaba a pujar, no quería morir pero si no lo hacía moriría de todas formas. Acomodó sus codos en la cama y abrió las piernas para de una vez traer a su hijo al mundo; levantó la mirada hacia la dueña del burdel quien se mostraba ansiosa para ver al infante, sin embargo, la muchacha observó que las uñas de la mayor se veían grotescamente largas, sus ojos se veían diferentes y sus dientes un tanto afilados que incluso brillaban cuando abría la boca -¿Qué pasa linda? ¿No quieres ver al bebé? –sonrió de una manera diabólica que le causó mucho temor a la campesina, no obstante, no podía hacer nada para detener lo que estaría aconteciendo. Sus gritos pronto comenzaron y la labor de parto era tan dolorosa y tardada que la cama no tardó en llenarse de fluidos; conforme pasaba el tiempo, Siena se mostraba más y más cambiante en su aspecto físico.

Al cabo de una hora, Marie pujó más fuerte y su bebé salió de sus entrañas para darle una sensación de alivio y tranquilidad. Estaba feliz, feliz de estar viva y poder ver a su hijo recién nacido; se incorporó lentamente y extendió sus brazos para pedírselo a la mujer, quien lo tenía entre sus brazos, acariciándolo y sonriéndole, ignorando totalmente a su acongojada madre –Eres tan bello, tienes los ojos de tu padre –expresó la mujer -¿Qué dices? –preguntó Marie totalmente sorprendida. – Lo siento querida, te tengo aprecio… pero no puedes quedarte con él, no es de tu clase y debe estar con los suyos – en ese momento llamó a una de las chicas que trabaja como cortesana y le entregó al pequeño sin darle oportunidad a su madre de conocerlo – Lamento decirlo pequeña, pero tu no encajas con nosotros –La puerta se cerró con Siena adentro, lo único que se escuchó fueron gritos desgarradores que en menos de cinco minutos se silenciaron.

En el sótano del lugar Nikolaj estaba esperando con ansias ver a su hijo recién nacido, cuando una de las mujeres se lo entregó, lo sostuvo mientras sonreía de oreja a oreja, sentía una gran pena por Marie pero como le había dicho: ella estaba destinada a morir.

-No sientas pena por ella hijo mío –el padre de Nikolaj le tomó del hombro y habló con sinceridad – ella iba a apartarte de él y sabes que eso no puede darse entre nosotros. Ahora eres padre como yo, y la familia es lo más importante –en el sótano habían aproximadamente 20 personas que en realidad eran una manada de hombres lobo, se habían logrado mantener entre los humanos y cada noche de luna llena iban al bosque para poder hacer y deshacer en su transformación. Al igual que la joven, todos tuvieron un progenitor humano, el cual terminaba falleciendo debido a un alumbramiento difícil o bien, a manos de ellos.
Nikolaj era un chico de apariencia de 20 años, pero en realidad tenía 60 años.

El tiempo pasó y la "familia" decidieron autonombrarse, fueron testigos de muchos cambios en la vida desde 1950 hasta la actualidad. El burdel donde secretamente se reunían creció hasta hacerse un famoso lugar de visitas el cual cobró cierta fama que era pagada con mucho dinero. De esa forma con los avances de la vida, los hombres de la manada lograron hacerse de un nombre reconocido y claro, de una clase alta que iba creciendo cada vez más hasta hacerse ridículamente ricos.

Nikolaj III, creció como un chico normal sin imaginarse su verdadera procedencia ya que al ser hijo de humano-lobo su transformación sería un poco más retrasada y lenta a diferencia de sus familiares que eran 100 por ciento lobos.
Su primera transformación ocurrió cuando tenía unos 17 años aproximadamente, su padre esperaba ese día con ansias ya que ver a su hijo ya como uno de los suyos era algo que le tenía impaciente.

Era una tarde de julio cuando sus cambios comenzaron. Primero tenía un calor excesivo que incluso le alentaba a arrancarse la piel a tirones, le dolían los huesos y las manos estaban entumecidas, sus pies eran como dos rocas pues la circulación parecía haber dejado de ir hacia sus extremidades. Entrado el ocaso, se metió a una tina de agua fría para intentar bajar la temperatura pero no daba resultado sino que todo lo contrario, le hacía sentir como ese incremento de calor le llegaba hasta los ojos y cómo éstos parecían querer estallar de tanta presión. Salió de la tina y cayó al piso quedando en posición de cuatro, miró sus manos y estás comenzaron a crecer al igual que las uñas, el dolor era asqueroso por lo que vomitó varias veces sin importar mancharse; sus huesos crujieron, los omóplatos se salieron de lugar para levantarse más hacia arriba, su columna se arqueó y su mandíbula se estiró hacia el frente. Los gritos y gemidos del joven se escuchaban por toda la casa, su padre solo estaba sentado en otra habitación esperando el momento cumbre para verlo realizado como uno de los suyos.

Cuando la transformación terminó, Nikolaj recordó muy poco, se vio tirado en su habitación completamente desnudo y con las manos ensangrentadas lo cual le hizo estremecer y desesperar. Su padre le explicó lo que había ocurrido, le dijo lo que en verdad eran y cuáles eran los problemas que habrían si alguien se enteraba de su verdadero yo.
El ahora recién convertido Nikolaj decidió que no quería estar ahí, todo parecía ser tan irreal que no podía creerlo ni mucho menos pensar que él fuese un hombre lobo –Eres el último de nosotros hijo mío, hemos estado mucho tiempo escondidos en Nápoles pero hay más de nosotros… encuéntralos, busca a nuestra alfa y dile que aún habemos fieles a ella – El joven no entendía nada por ahora, pero su búsqueda rendiría frutos una vez que él se aceptara como es y claro, buscara a ese alfa que su progenitor había mencionado.

Curiosidades

Lo que le gusta/odia:

Gusta:
-Entrenar
-La naturaleza
-La comida
-Viajar

Odia:
-Los olores muy dulces, le producen jaqueca.
-El sabor del vino.
-Los gatos
-Gente cobarde

Miedos/Fobias:

-Morir sin dar una pelea decente.
-Perder la razón.

Otros:

-No sabe la historia de su madre, lo único que le dijeron fue que ella lo abandonó siendo un recién nacido. Historia que es totalmente falsa.
avatar
Nikolaj Coster-Waldau

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 22/07/2015
Edad : 46

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nikolaj [Hombre Lobo]

Mensaje por Yuri [Freya] el Jue Jul 30, 2015 4:56 pm


Good boy!

Espero con ansias poder conocerte.

_________________
As High as Honor

+18:
avatar
Yuri [Freya]

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 13/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.